Criterios de calidad en programas de acompañamiento

Durante los últimos doce meses la Red Iberoamericana de Mentoría (RIME) ha trabajado con un elevado número de expertos en mentoría, orientación y actividades de acompañamiento de distintas universidades Iberoamericanas en la definición de los roles clave relacionados con mentoría dentro de la universidad.

Se han propuesto cuatro figuras o roles que se corresponden con funciones que se realizan en el contexto universitario, y son los siguientes:

El desarrollo de los roles se ha realizado a través de distintas técnicas, utilizando como base el análisis funcional. El primer borrador se confeccionó a través de la revisión de la bibliografía sobre el tema, entrevistas a expertos y grupos de discusión, y los posteriores cambios se llevaron a cabo gracias a la implicación de grupos de trabajo.

Este trabajo preliminar permitió desarrollar un cuestionario para cada rol, dicho instrumento lo cumplimentó una muestra formada por coordinadores de programas de mentoría, profesores, y mentores.

El resultado ha sido la determinación de cuatro perfiles, para cada uno de ellos se especifica la finalidad del rol, se definen algunos conceptos clave para facilitar la comprensión de la descripción de actividades y se describen las unidades de competencias (áreas de actividad que conforman el ejercicio de cada rol). Para cada unidad de competencia se especifican las realizaciones profesionales (que describen los comportamientos esperados de la persona que desempeñe el rol) y los criterios de realización (que expresan las actividades concretas a realizar para llevar a cabo los comportamientos de forma eficaz).

Los procesos de orientación de personas en la universidad plantean un proceso continuo que va desde la orientación a estudiantes de enseñanza secundaria y formación profesional (que todavía no han accedido a la educación superior), el acceso a la misma, el desarrollo de la carrera universitaria y la preparación hacia la vida profesional, y finalmente las distintas interrelaciones como egresado con su centro de estudios universitario. Este ciclo, no obstante, se refleja en las actividades reflejadas en los cuatro roles, que pueden se desempeñados por profesores, estudiantes o profesionales.

En los cuatro roles se distingue la figura de la persona que lleva a cabo el acompañamiento (orientador, mentor o facilitador) y el de coordinador de actividades, sin prejuicio de que se puedan establecer distintos niveles en cada categoría en función de los grados de formación y experiencia.

La finalidad es servir de base para la formación de las personas que desempeñen cada uno de los roles, definir estándares de calidad en los procesos de orientación, así como para sentar las bases del futuro sello de calidad de la mentoría que pondrá en marcha RIME.